George Steinmetz ((National Geographic))

George Steinmetz es un explorador decidido a revelar los últimos secretos que quedan actualmente en el mundo recorriendo junto a su cámara los más remotos desiertos y algunas culturas que parecen haber quedado atrapadas en el tiempo. Nació en 1957 en Beverly Hills, California, graduándose en la universidad de Stanford en geofísica, y actualmente vive en Glen Ridge, Nueva Jersey junto a su mujer, Lisa Bannon (editora del Wall Street Journal), y sus tres hijos.

Comenzó su carrera como fotógrafo recorriendo África en plan mochilero durante 28 meses y desde 1987 ha realizado cerca de 20 ensayos para la revista National Geographic, cubriendo temas que van desde la búsqueda de petróleo y los últimos avances en robótica hasta lo más profundo del Sahara y los prácticamente desconocidos hombres de los árboles de Irian Jaya en Indonesia. Además, Steinmetz también ha colaborado la Fundación Nacional de Ciencias fotografiando el desierto polar de la Antártida, y con las ediciones francesa y alemana de la revista GEO documentando el desierto de sal en Iran y atravesando el Rub al-Jali (en árabe, el lugar vacío) en Arabia Saudita, uno de los mayores desiertos de arena del mundo.

El trabajo de Steinmetz también aparece con frecuencia en publicaciones como Time, Fortune o Stern y su expediciones a los desiertos del Sahara y Gobi se emitieron en los programas de 1998 y 2002 de National Geographic Explorer TV. Como complemento a su trabajo editorial, George también realiza encargos publicitarios para compañías como Toshiba, General Motors o Sigma Camera entre otros.

Steinmetz ha ganado numerosos premios durante su carrera, incluyendo dos primeros premios en el apartado de ciencia y tecnología del World Press Photo en 1995 y 1998, y diversas menciones en Pictures of the Year, Overseas Press Club y los Alfred Eisenstaedt Awards.

El fotógrafo parece sentirse especialmente cómodo con el tema tecnológico, ostentando el honor de ser el primero en llevar a la era digital las clásicas cámaras trampa utilizando una Canon EOS 350D con una carcasa acuática, una disparador infrarrojo TrailMaster y varios flashes Nikon Speedlight SB-28 para fotografiar los leones de montaña en el desierto de Sonora en Arizona. Por si esto fuera poco, muchas de sus imágenes más famosas están realizadas desde el aire gracias a un parapente a motor. Según el fotógrafo, “Desde el aire ves cosas únicas. Senderos de camellos, lugares ceremoniales, pequeños patrones dibujados en las sombras de las primeras horas del día”. Aunque el viento, la arena y el hielo definen el terreno de diferentes maneras, todos estos lugares desolados comparten la surrealista capacidad de transportarnos a otro mundo.

Anuncios

~ por Daniel Sánchez Burgos en 7 abril 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: